Blog

Ángel Caido de Madrid

El Ángel Caido de Madrid, ubicado en el Parque del Retiro, es una de las pocas estatuas al aire libre del mundo dedicadas a Lucifer. La composición representa la expulsión de Lucifer del Cielo y es uno de los punto de reunión clave del emblemático jardín madrileño. En la ciudad de Turín (Italia) existe también  una escultura de Lucifer en la cima del Monumento al Traforo del Frejus, y en Tandapi (Quito, Ecuador) se encuentra la obra titulada El poder brutal en la que se representa la cara del Diablo.

Aunque es desconocido para muchos madrileños, el Ángel Caido de Madrid esconde una historia paralela relacionada con el más allá. No solo porque representa a Lucifer en su expulsión del Cielo, como comentábamos, sino porque está considerada por quienes algunos como una puerta al Infierno. Un dato que apoya esta tesis es la ubicación de la figura: a 666 metros exactamente sobre el nivel del mar.

Pero el Ángel Caído es mucho más que superstición. Es un emblema del Retiro y  de Madrid y también una de las obras más valoradas y conocidas del escultor Ricardo Bellver. En ella se muestra a Lucifer precipitado desde el cielo y aprisionado por serpientes que amarran sus brazos y piernas. Esculpida en bronce y comprada por España por 4.500 pesetas, fue premio nacional de escultura y fue expuesta en la exposición universal de París cuatro años después de su elaboración, allá por el año 1877.

El Ángel Caido de Madrid es una de esas curiosidades de la capital de España que no debes perderte cuando la visites, tanto por la belleza de la composición y su entorno, como por esa historia de superstición y ocultismo que rodea esta hermosa escultura situada en uno de los más emblemáticos jardines y puntos de reunión de la capital española.